Bienvenidos...

Mi blog de Comercio Exterior

Hace muchos años trabajo en comercio exterior. Me gusta leer y escribir y eso me ayudó a publicar dos libros: Teoría y Practica de la Exportación por Cuenta y Orden de Terceros (Ed. Librería Cívica, 2013); y Comercio Exterior Para No Especialistas (Ed. Tarifar, 2015).. Me gusta conversar con la gente, escuchar, aprender y transmitir lo que sé. De ahí que la docencia es algo que hago part time con mucho placer en carreras de grado y posgrado de algunas universidades nacionales (UNL, UCU, UNER, etc..), en instituciones intermedias (Cámaras empresariales de distintos puntos del país), y en algunas empresas (“in company”).


Suelo escribir columnas o brindar mi opinión en los medios (Puerto Negocios, Semanario de Comercio Exterior, Opinión Profesional, Panorama Comercial, Perfil, Clarín, Cronista, Radio Conexión Abierta, Concepto FM, LT10, Canal 9 Litoral, Canal 13, etc.) . Ah! los títulos: soy Contador, Despachante de Aduana y Especialista en Comex (UNR).


Vivo mi trabajo como una pasión, y un medio de transformar. Mi frase preferida: Nunca hay que darse por vencido... Porque si te das por vencido, viene un chino y te mete en la góndola de los lácteos..

martes, 30 de agosto de 2016

De área a área. Cambio abrupto en las normas cambiarias

Por Diego Dumont - 

Ciclotimia celeste y blanca

Nadie que viva en Santa Fe,  simpatice por el sabalero  y haya pisado la cancha a fines de los noventa, olvida al querido por estas tierras Daniel “el Profe”  Córdoba. Personaje. Personaje de película. Con declaraciones entre lo desopilante y el acierto. Con explicaciones de lo simple a la física nuclear inversa.  Capaz de mover en TV las fichas que representaban a jugadores sobre una cancha hecha tablero, como si se tratara de jugadores de básquet o de una batalla naval, así, en zigzag, en diagonal de ida y vuelta, haciendo círculos, desde el área propia hasta el área rival, ante la mirada incrédula del conductor... y de los televidentes. Pero  coherentemente, el Profe era capaz de llevarlo a la realidad mandando a  Samantha Rodriguez Peña, defensor central  prolijo y áspero como inodoro de portland, a jugar de nueve, sí,  de delantero  en pleno  segundo tiempo con el partido cero a cero. No tengo  suficiente ingenio literario ni elocuencia para describir la catadura de Samantha ante la orden del Profe... y la de la gente ese día. Pero nobleza obliga, el Profe también será  recordado por una de las mejores campañas del sabalero en primera y en la propia Copa Libertadores.

Y hoy pensaba en las idas y vueltas locas de nosotros los argentinos y me acordaba del Profe. Se nos dice extremistas. Y lo somos. Vamos de una punta a otra con nuestra ciclotimia, siempre por el pianito de la pista, nunca por el medio. Quién sabe, a lo mejor resultado de sucesivas corrientes inmigratorias  de tanos, españoles y alemanes, se nos alteró algún genoma y a veces se nos da por el orden estricto y a veces por las libertades. Y eso lo llevamos a todos lados. Y  como escribo de comercio exterior, tengo que dejar esto acá pero me traigo la metáfora.

Un nuevo mercado de cambios
En menos de un mes, nos bajamos del tren de un estricto sistema de Control de Cambios, para pasar sin parada intermedia al tren de restricciones mínimas, muy cerca de la libertad cambiaria, con cambios en las normas de importaciones y exportaciones, y otras. Por ejemplo:

  • Por el lado de las inversiones externas se eliminó el encaje obligado del 30% de los depósitos. Se busca facilitar el ingreso de capitales desde el exterior y su egreso. Comunicación A 5850.
  • Por el lado de las importaciones, se desmanteló el Sistema de Seguimiento de Pago de Importaciones. Se busca facilitar el egreso de capitales hacia el exterior.  Para que me entienda, hace  un año para pagar una importación al exterior Usted tenía que ganar un juego de la oca de diez mil participantes. Hoy juega sólo. Le basta una simple declaración jurada para pagar.  Comunicación A 6037.
  • Por el lado de las exportaciones, los vendedores argentinos tenían de treinta días hasta un año para cobrar lo exportado, pero ahora…. 1825 días. No metí mal el dedo, son  1825 días!. ¿Sabe lo que puede pasar en 1825 días?.  Se podrían dar veintidós vueltas al mundo en globo de Julio Verne, y se pueden ver dos mundiales de fútbol o y hasta dos presidentes distintos.  Resolución Min. Producción /Secretaría de Comercio 232-E.
  • Otras cuestiones como la libre extracción de dinero en el exterior con tarjeta de débito o crédito, el acceso libre al mercado de cambios por personas residentes y no residentes; libertad de las mesas de cambio de los bancos para trabajar más tiempo , etc.

El tiempo dirá los efectos de estas normas sobre la economía en temas clave como ser tasas de interés, inflación, tipo de cambio, crédito. No trazo hipótesis por respeto a mis amigos economistas que la tienen más clara, pero la incidencia es directa.



CUADRO. Evolución de los Regímenes de Divisas en Argentina
1933  Dto. 31.864 PEN. Control de cambios
1955.  Dto 2000/55 y 1958 .Dtos 11.916/17/18 y 19. Libertad cambiaria
1964 Decreto 2581 y circulares 161 al 164 y siguientes. Restricciones en aumento.
18/12/1989 al 01/04/1991 (Dto. 530/91) transición a Libertad cambiaria.
Dic. 2001 (Dtos 1570/01, 1606/01, 1638/01, Res (SEC.IND) 269/01). Aparición paulatina de restricciones cada vez mayor intervencionismo del Estado.
Ene/2002. Ley 25.561. Comunicación A 3425. Mercado Oficial y mercado libre.
Feb. 2002. Comunicación A 3471. MULC. Restricciones.
Febrero 2012. DJAI, DAPE, DJAS. Sistema de consulta de operaciones cambiarias.  Control de cambios.
Agosto 2016. Restricciones en descenso hacia Libertad Cambiaria.

Para terminar
Organismos de tintes liberales como el Fondo Monetario Internacional, pregonan por la importancia de la libertad de movimientos de capitales en el mundo como factor sine qua non para el desarrollo. Tan importante considera el tema que anualmente monitorea la situación de los diferentes países en un “Informe de Regímenes Cambiarios y Control de  Cambios”, tema al que en alguna oportunidad me gustaría volver. Sin embargo, la historia nos ha enseñado hasta adonde nos han llevado las reformas propuestas en el “Consenso de Washington” hacia fines de los noventa.

Me parece sumamente pretencioso desde mi lugar intentar un veredicto sobre la conveniencia o no de un régimen de divisas libre o uno con restricciones, pero no puedo obviar decir que sea cual fuere el Régimen, no puede estar desprovisto de un estricto monitoreo por parte del Estado, haciendo cumplir el Régimen Penal Cambiario, las normas antilavado y anticorrupción (que están vivas como siempre). Y para darle fuerza a esto que escribo, quiero citar a Felipe Larraín y Jeffrey Sachs:  “la lección de política es que una alta movilidad del capital, tiene que combinarse, como mínimo, con normas muy disciplinadas en los bancos nacionales, para asegurar que no se endeuden en exceso y terminen llevando toda la economía directo al caos”

Volviendo al querido “Profe”, este tenía un equipo disciplinado y sabía a que jugaba. Por el bien de todos espero lo mismo como país.

Nos vemos,


miércoles, 24 de agosto de 2016

La tremenda tarea de construir un país exportador



Por Diego Dumont

El gobierno puso el comercio exterior sobre la mesa. No hay dudas. Se puede apoyar o se puede criticar, pero nadie duda de que Macri quiere un país con más exportaciones y más importaciones, dos vías de una misma autopista, aunque me quiero detener sobre las primeras.  Sepa Usted que  desde diciembre se fueron tomando medidas que buscan reconstruir, o mejor dicho construir un país exportador.  Y sepa que las exportaciones en lo que va del año no superan lo hecho en el mismo período el año pasado, pero espéreme, no me quiero adelantar.

Por ahora le quiero contar que  ese país que el mismo presidente   sueña construir como  "supermercado del mundo" está aún con ladrillos desvestidos, y sin loza.  Y eso me lleva a un escritor que admiro por la simpleza  que hubo en su pluma (no por eso menos punzante), y por la desopilante comedia de sus reflexiones. Este genio de lo cotidiano, seguramente sentado en alguna plaza o rincón de Buenos Aires y escribía:  “… la casa sin techos, sin puertas, sin revoque, es el exponente de un fracaso de ilusiones, la demostración más evidente de que su dueño fue sorprendido por algo terrible cuando menos lo esperaba”.  Y espéreme,  le prometo volver, pero no quiero que se me vaya de tema. Por ahora piense  que si no seguimos haciendo más, el proyecto de  ser el supermercado del mundo va a quedar polvoriento y abandonado.

Dejar ser el granero del mundo para ser algo más  necesita de ciertas condiciones. Una de ellas es más exportadores, y otra es más valor agregado, y sepa que hay otras.  Tampoco me quiero saltar la importancia de  debido cuidado del mercado doméstico.  No hablo de  modalidades de prepotencia o  “apriete” dejados atrás … ni tampoco del Estado ausente. El Estado tiene que estar cerca de las grandes empresas que tienen un rol clave en la formación de precios, para velar por el consumidor, o sea Usted o yo.  Vayamos a lo que le acabo de adelantar (no me olvidé del cuento).

Hay que tener más exportadores
La "crisis" de 2009 (no es crisis técnicamente pero Usted me entiende mejor), frenó el crecimiento sostenido de  nuevos exportadores  en América Latina que tenía lugar desde 2002. De cerca de 100 mil empresas exportadoras, se pasó a más de 117.000 en 2008, y desde ahí a menos de 112 mil firmas en 2014. No es una sorpresa, que en un mundo con una demanda mundial débil, que sigue sin superar el 3% interanual, es cada vez más difícil exportar. 

Argentina en un mano a mano con Colombia comparte el tercer puesto en el ranking de empresas exportadoras con cerca de 10 mil firmas, detrás de Brasil (aproximadamente 20 mil) y México (aproximadamente 34 mil), pero desde 2008 a 2014 el número de empresas que llevan nuestros productos al exterior cayó un alarmante 25%, una de las peores caídas del ranking.  

Sin embargo,  como en toda crisis, hay quienes salen más zamarreados y quienes mejor peinados.  Hubo países que supieron insertar más empresas en la exportación como Costa Rica (+19% aproximadamente), Perú (alrededor de +12%) y Ecuador (casi +7%). Viendo desde otro ángulo, mientras que en países como Alemania, 9 de cada 100 empresas son exportadoras, en Argentina no llegamos a dos cada cien. Primera conclusión: hay que favorecer la aparición de empresas exportadoras.

Exportación Retail
Rankings como el "doing business" muestran que  nuestro país está entre los más burocráticos del mundo a la hora de permitir la creación de una nueva empresa, y por otro lado, no tiene un mecanismo de exportación ágil para emprendedores que vaya a consumidores finales (Retail). Piénselo bien, Usted se quiere comprar una computadora en China, o un teléfono celular en USA, o un vestido en la India, le basta ingresar por internet a alguna tienda online, paga con tarjeta de crédito y lo recibe en su casa. Pero talabarteros, modistas o  artesanos y tiendas gourmet, no pueden  enviar productos en cantidad por correo argentino y cobrarlo con tarjeta de crédito.

Y acá quiero hacer una aclaración, porque no quiero ganarme la antipatía de compañeros de este loable y profesional oficio de despachar por aduana. Un sistema así no debería captar mercadería de empresas que pretendan reemplazar el mecanismo general (Régimen General, para entendidos), sino la mercadería de microemprendedores que si no se vende así, no se vende a ninguna parte. Y por supuesto, tomar todos los recaudos para no desvirtuar la idea, evitando que con casos particulares que pueden preverse   se omita un debate serio sobre el tema. Bajo ningún aspecto se debería menoscabar el importante rol que cubre el despachante de aduana, sino al contrario, este debería ser un primer paso para que la persona progrese y pase de microemprendedor a  empresa y lo contrate.

No hay legislación en Argentina que permita despacho con finalidad comercial, puerta a puerta y por correo oficial, por parte de microemprendedores (se podría crear un Registro Nacional). Pero ya hay quienes lo piden. Como indicios positivos en favor de microemprendedores,  en julio pasado  se sancionó la Ley Pyme, y a mitad de agosto  el presidente Macri anunció dos proyectos de ley que se enviarán al Congreso reforzando el “Argentina emprende”:  la Ley de Sociedades de Beneficio e Interés Colectivo y la Ley de emprendedores. ¿Sabe en dónde fue el anuncio?. En la sede de Mercadolibre (la empresa líder de comercio electrónico de América Latina). Segunda conclusión: hay que darle pista a los emprendedores en la exportación.

Más valor agregado
La otra pata es subir la apuesta con el valor agregado.  En los primeros 7 meses del año las exportaciones argentinas cayeron casi un 4%. Pero hasta ahí es un numero engañoso. ¿Sabe Usted que en realidad exportamos  más?.  Así es, aumentaron las cantidades exportadas un 5,2% pero los precios  de lo que vendemos cayeron un 8,7%.  Si comparamos los primeros siete meses de 2015 con los primeros siete de  2016 aumentamos casi un 10% el valor de  exportación de productos primarios, pero Usted sabe, esto es lo que menos vale en los días que corren,  los precios de los comodities están mal. Y justamente lo que más plata da, las exportaciones de manufacturas de origen industrial, caen casi un 15%. Preocupante, y más si tenemos en cuenta que en un calco inverso, las cantidades importadas aumentan mientras los precios del made in extranjero caen. 


Hasta ahí las pálidas. Tenemos la llave para salir. Hay que hacer un all in en las ventas donde más eficientes somos y más valor hay. Hay que apostar más a las exportaciones que incorporan más valor al esfuerzo nacional, y eso sólo puede significar una cosa: micro, pequeñas y medianas empresas.  Personas o empresas que para sobrevivir no pueden apenas subir unas bolsas de soja a un pallet, sino que deben jugar mejores cartas. No digo  dejar de exportar productos primarios, hablo de impulsar más las PyMeX (no son excluyentes entre sí). Un dato que debería preocupar: en Argentina casi cien empresas grandes (el 1% del padrón) vendía más del 72% del total exportado en 2014, y casi 750 empresas llegaban al 92% de dicho total. Si quiere mirarlo desde otro ángulo, más de 9 mil empresas son estadísticamente como un “cuchillo viejo”, ni pinchan ni cortan, no llegan ni al 8% del valor exportado por Argentina. Tercera conclusión: Hay que apostar a las PyMeX para sumar valor a las ventas externas.

Y no me olvidé. “Y es así que las casas interminadas, las casas que hacen mirar oblicuamente a los vigilantes, que saben que allí se refugian sujetos turbios y producen novelas inconfesables, sean las más interesantes, y también las más misteriosas, misteriosas porque contrarían el espíritu de todos los tratados de construcción que establecen que una casa, cuando se comienza, se termina…”. El gran Roberto Artl, sí (La casa sin terminar, Aguafuertes porteñas).

No sea cosa que nos quedemos con el fratacho en la mano. Nos vemos,

Repercusiones.


martes, 23 de agosto de 2016

Puerta a Puerta

Hoy estuvimos en Santa Fe Directo . Canal 13  contándole a la gente cuánto se puede ahorrar con el Puerta a Puerta y como usarlo.  Y a las empresas que no hay que temer, en cuanto en Argentina 4 de cada 100 personas compra por internet al exterior. Visto desde otro ángulo, sólo 15 de cada 10.000 dólares importados es por compra por internet.

Repercusiones.
Diario UNO-> http://m.unosantafe.com.ar/comprar-sera-mas-facil-pero-controlar-sera-el-nuevo-desafio-n1216172.html



Se ha producido un error en este gadget.

Translate